Aniversario N°181 de la Universidad de Chile:

Dr. Dreyer y Dra. Urzúa son Profesores Titulares de la Universidad de Chile

Dr. Dreyer y Dra. Urzúa son Profesores Titulares de la U. de Chile

Durante la ceremonia oficial con motivo de los 181 años de la Universidad de Chile, 28 académicos y académicas alcanzaron el grado de Profesor(a) Titular de nuestra Casa de Estudios, oportunidad en que el Dr. Erik Dreyer Arroyo y la Dra. Blanca Urzúa Orellana, académicos de la Facultad de Odontología (FOUCh), recibieron la Medalla y el Diploma por lograr la más alta Jerarquía Académica.

La solemne ceremonia fue presidida la Rectora Prof. Rosa Devés y contó con la participación del Ministro de Educación, Nicolás Cataldo, quien expresó la necesidad de fortalecer la Educación Superior pública.

Al finalizar su discurso la Rectora declaró que, "en esta ceremonia hemos distinguido a nuestras Profesoras y Profesores Titulares, que han alcanzado la jerarquía más alta de la carrera académica y que, a raíz de este reconocimiento, lejos de gozar de más libertad, serán requeridos por la institución para funciones de mayor responsabilidad. Los estábamos esperando".

Abriendo espacios para la siembra y la cosecha

El Dr. Erik Dreyer, quien ingresó a la Universidad en el año 1980, recibió el reconocimiento con sentimientos encontrados, “he tenido más de 40 años de vida ligada a la Institución por mi motivación por el saber más. En la década de los 80, Chile era muy distinto, el acceso a la información estaba muy restringido, muy aislado y, siempre, mi curiosidad por saber más me obligó, en ese momento, a estar ligado a la única Institución donde se producía el conocimiento, que era la Facultad”. Hoy, añadió el Dr. Dreyer, “no es así, el conocimiento es de fácil acceso, las Instituciones formativas, no son las únicas que gestionan el conocimiento, pero es lo que me tocó en mi marco conceptual y son sentimientos encontrados, porque para mí no ha sido fácil, nunca pensé que el conocimiento iba a estar ligado a tanta negociación estructural, a lo que se denomina la cultura institucional o a tantas restricciones y, en mi caso específico, ser Profesor Titular a los 61 años, también me genera sentimientos encontrados, porque los Profesores Titulares deberían pasar la mayor parte del tiempo dentro de la Facultad en esa categoría, y no la menor cantidad de tiempo, como es mi caso”.

En su experiencia, compartió el académico del Departamento de Odontología Conservadora, debió superar varias modificaciones reglamentarias, “tuve que adecuarme, gané, perdí y seguí ganando y perdiendo, pero es mi Casa de Estudios, es el lugar que me formó y donde yo formo, es el lugar en que canalizo mi formación. Tengo la fortuna de tener mi familia y amigos que me quieren, los malos ratos se pasan más rápido y uno se queda con los buenos momentos; tengo una memoria profundamente indulgente, así que, si me pasa algo malo y al otro día se me olvidó y sigo adelante”.

Desde las proyecciones del quehacer del académico FOUCh, espera “que se abran algunos espacios con este nombramiento. Acepto feliz la invitación de la Rectora a participar en lo que ella me ofrezca, ser Profesor Titular es ser Profesor de la Universidad y no de la Facultad. La Facultad tiene un camino muy estructurado y rígido en las tomas de decisiones, yo soy disidente a ello, tengo que buscar dónde seguir sembrando, para seguir cosechando”.

La Academia en constantes desafíos

El Dr. Erik Dreyer planteó que ser académico, “es una forma de vida y siento que me parezco mucho más a un historiador o profesor de Filosofía que a un Dentista. Las dimensiones en las que se puede desarrollar la Academia son otras y no tienen que ver con la clínica profesional, el Sistema Público de Salud o los mega prestadores”.

En sus palabras a la comunidad académica que continúa la ruta hacia las jerarquías académicas superiores, el Dr. Dreyer señaló que “si tienen una vocación vinculada al saber, lo van a pasar más fácil ahora, porque el saber está en un click y gratis, y con una buena base de conocimientos es muy fácil seguir generando conocimientos. Las Ciencias, hoy en día pasan por momentos muy difíciles, porque tienen que autofinanciarse, la posibilidad de tener fondos internos, pequeños, para los académicos jóvenes existen en la Facultad, y creo que, si todo eso se operacionaliza con la ecuanimidad y justifica que compete las éticas mínimas, los caminos deberían ser más fáciles. Yo transité por caminos de ripio, hoy día están las autopistas urbanas, no es lógico demorarse tanto en alcanzar la categoría máxima”.

Forjar un camino propio, pero colaborativo

La Dra. Blanca Urzúa recordó que cuando recién ingresó a la Facultad de Odontología, sólo intuía lo que significaba la carrera académica, “pero en la práctica, no existía un modelo de académico de la mayor jerarquía -Profesor(a) Titular- en quien apoyarse o quien guiara el camino. Lo más cercano a eso fue el inmenso apoyo que recibí de la Dra. Irene Morales, quien fue mi modelo”.

Tras su ingreso a la Academia, en calidad de Instructora, y apenas terminado el Doctorado, la Dra. Urzúa ascendió a la categoría de Profesora Asistente y, “con la Dra. Irene Morales quedamos a la par y, juntas, nos dimos cuenta que debíamos forjarnos nuestro propio camino y decidimos trabajar en colaboración. No ha sido fácil, todo lo que logramos fue a través de nuestro trabajo, por ese motivo siento que este reconocimiento es importante para mí”.

La académica del Instituto de Investigación en Ciencias Odontológicas (ICOD) subrayó la perspectiva de Género en el reconocimiento como Profesora Titular, “fue doblemente importante, porque ser mujer en la Academia es una tarea exigente, dado que ‘nosotras’ tenemos múltiples funciones, además de nuestro trabajo, somos madres, esposas, hijas, hermanas, dueñas de casa, abuelas -yo no aún- y todos esos roles requiere tiempo”

“No hay techo, que eso sólo depende de ti”

No obstante, dijo la Dra. Urzúa, “actualmente, y cada vez más, se hace tremendamente difícil para todos lograr esta meta. Se entiende que un académico de la Universidad de Chile debe ser completo, rendir óptimamente en Docencia, Investigación, Extensión, y Gestión y Administración, pero, a veces, debes ingeniártelas para conseguir realizar actividades en todos esos ámbitos y cumplir con todo. Toda esa exigencia forja, en cada una/uno, capacidades que nunca pensó tener y la interacción con los colegas, estudiantes y con las barreras mismas, hacen que cada día sea distinto, que siempre tengas ganas de seguir adelante y así te das cuenta que no hay techo, que eso sólo depende de ti”.

En su mensaje a la comunidad académica, que se encuentra en las diferentes Jerarquías, avanzando hacia la Titularidad en nuestra institución de Educación Superior, la Dra. Blanca Urzúa, sostuvo que “más que un mensaje, les doy un consejo: que sean respetuosos, siempre honestos, que siempre haya transparencia en las actividades que realicen, que no intenten pasar por encima de quienes los han apoyado. En mi opinión, para poder disfrutar el ser un buen académico hay que forjarse la carrera desde temprano y obtener logros por mérito propio, así no le deberás nada a nadie y podrás mantener tus valores intactos”.

Un reconocimiento que entrega valor a la institución

Durante la ceremonia oficial por el 181° Aniversario de la Universidad de Chile, los nuevos Profesores Titulares fueron acompañados por la Decana Prof. Dra. Irene Morales, el Vicedecano, Dr. Rodrigo Cabello; el Director de Asuntos Académicos (DAA); Dr. Javier Martín y l@s académic@s FOUCh Dra. Pilar Barahona, Dra. Rosa Sepúlveda, Dra. María Angélica Michea y Dr. Braulio Santibáñez.

Emocionada por la experiencia vivida en la ceremonia oficial de Aniversario en Casa Central de la Universidad de Chile, la Dra. Pilar Barahona reflexionó sobre la importancia del reconocimiento a las académicas y académicos, “dedicar tantos años en post del conocimiento y la formación de recursos humanos, porque es un trabajo y un estudio permanente. Sentí una emoción muy grande ver que la Universidad de Chile reconoce eso, porque nosotros, como académicos en general, no estamos informados de esto más que cuando uno acompaña a este amigo, un par o un colega; así es que la reflexión es que le aporta gran valor para la institución en la que estamos, el reconocimiento a todo el esfuerzo y trabajo académico, que muchas veces es invisibilizado”.

Del mismo modo, la Dra. Rosa Sepúlveda señaló que “es súper emocionante ver que uno de nuestros colegas y amigo llegó a esta fase tan importante y tan difícil, y creo que lo tiene plenamente merecido y que ha dedicado toda su carrera a la docencia, a la investigación, buscando siempre el máximo de logros y de la mejor calidad”.

Finalmente, la Dra. María Angélica Michea subrayó que “es reconocimiento para el Dr. Dreyer por su carrera académica, pero me hacer reflexionar acerca del aporte de grandes personas a la académica, al estudiantado en Pregrado y en Postítulo. Él realizó un aporte para que nosotras tengamos una instancia de reflexión, de cuestionarnos el aprendizaje y todos los que hemos estudiado con él, hemos tenido un aprendizaje significativo que nos permite, después, contribuir en conocimiento en la Universidad, en la Facultad y al país, así que estoy muy agradecida por eso”.

Últimas noticias

Más noticias

Investigación en FOUCh:

Fondecyt 2024 para investigación en Odontología

Académic@s del Instituto de Investigación en Ciencias Odontológicas y Departamento de Odontología Conservadora se adjudicaron financiamiento estatal para potenciar Líneas de Investigación y fomentar la interdisciplinariedad en beneficio de la Salud Oral de nuestra población.

XXI Taller Internacional de Patología Oral y la II Jornada internacional de la Especialidad de Patología Oral:

Encuentro para actualizar conocimientos de las enfermedades orales

Organizado por el Departamento de Patología y Medicina Oral, el tradicional espacio universitario permitió compartir Ciencia, Salud y camaradería, luego de 5 años de interrupción por motivos de la crisis sanitaria global.

Ceremonia de Titulación Escuela de Graduados:

93 profesionales Especialistas, Magísteres y Doctorados

Autoridades de la Facultad de Odontología y de la Universidad de Chile enfatizaron el valor del aporte de las tituladas y los titulados al servicio del país y la promoción del cambio social que podrán efectuar, llevando el sello de hijas e hijos de Bello.