Salud al servicio de la comunidad

Los desafíos odontológicos de la Universidad de Chile durante el COVID-19

La Clínica Dental de la Universidad de Chile en la comuna de Independencia, que fue inaugurada el año 2007, se ha convertido en una institución líder de esta área en la región y el país. En el recinto trabajan diariamente 70 funcionarios y, sumado a los alumnos y académicos de la Facultad, el número asciende a cerca de 200 personas.

En el lugar, de 3.880 mts 2, se reúne la experiencia y el prestigio científico y académico de la primera Facultad de Odontología en Chile. Con capacidad para 139 atenciones bucales, la Clínica está dotada de tecnología, infraestructura y equipamiento de punta, y todos los días se entregan servicios de periodoncia, cirugáa maxilofacial, prótesis, entre muchos otros.

Sin embargo, toda la actividad se vio reducida durante la pandemia. Frente a este escenario, el comité de Expertos constituido en la Facultad de Odontología elaboró una serie de recomendaciones para la atención y poder contar con todas las medidas de seguridad necesarias y las normas dictadas por el Ministerio de Salud.

El director de la Clínica Dental, Vladimir Pizarro, señaló que “desde marzo del año pasado, el Minsal determinó que la atención odontológica que se iba a entregar era aquella de urgencia impostergable. Por lo tanto, entre marzo y octubre nos dedicamos a esas atenciones. Luego, en octubre retomamos después de un largo proceso de preparación que tuvo el equipo de la Facultad para poder implementar todas las medidas de seguridad para los pacientes y para los funcionarios. Hoy nos encontramos entregando atenciones de salud y la verdad es que ha sido una buena respuesta para la población, que ha visto postergadas sus atenciones durante muchos meses”.

Una urgencia impostergable es aquella que causa dolor o alguna infección que podría comprometer el estado de salud de las personas. A pesar de que hoy no están recibiendo pacientes nuevos, el Dr. Pizarro añade que “los pacientes valoran mucho que hoy se retomen los tratamientos y el personal de salud está colaborando en atender a la mayor cantidad de personas posibles”.

El caso de los internos e internas

La carrera de Odontología dura seis años en total. A partir del tercero, los estudiantes comienzan a realizar labores clínicas acompañados de tutores en la Clínica Dental de la Universidad y en el último realizan un internado y la práctica profesional. Para esto, la Facultad contaba con convenios en Hospitales y diversos establecimientos para que pudieran desarrollar esta etapa.

Con la emergencia sociosanitaria todo tuvo que reordenarse. Los campos clínicos suspendieron todo el ingreso de internos, planificado en un principio para mayo del año pasado, por lo que mensualmente se iba viendo como evolucionaba la situación y revisar si se seguía aplazando. Finalmente, en octubre pudieron ingresar 79 estudiantes.

La encargada de Internado Asistencial Docente en la Facultad de Odontología, Dra. Lorena Moraga, indicó que se tuvieron que “gestionar nuevos convenios para apoyar a los estudiantes que eran de regiones y que solicitaban realizar el internado más cercano a su casa. A muchos estudiantes se les hizo muy complejo el año pasado porque tuvieron familiares enfermos de Covid, algunos fallecieron y en otros casos tuvieron que trabajar por problemas económicos y así apoyar a sus familias”.

Nuevas labores y expectativas

Como ya no estaban los convenios con hospitales, muchos estudiantes debieron realizar sus prácticas en Cesfam u otros lugares de atención primaria. A muchos de ellos les tocó colaborar en situaciones relacionadas al COVID-19.

El coordinador de Internado Asistencial, Braulio Santibáñez, explicó que “nosotros siempre les dijimos a los estudiantes que este era un internado de odontología en situación de pandemia. Algunos están vacunando, han participado en búsqueda activa de pacientes con Covid, en tomas de PCR, están adquiriendo otras habilidades que antes no tenían. Se han dado cuenta que, aparte de lo dental, pueden ser útiles en otras áreas en las que antes no participaban. He hablado con ellos y, en general, esto ha superado sus expectativas de internado”.

La Dra. Moraga afirma que la experiencia de los estudiantes de la generación 2020 fue mucho más enriquecedora que los años anteriores, porque ellos tuvieron que aportar en funciones muy diversas dentro de los centros de atención primaria. "Se demostró que el odontólogo puede aportar igual que cualquier otro profesional de la salud y los estudiantes vivieron eso. Aportaron en esa lógica y yo creo que en ese sentido fue muy enriquecedor el internado del año pasado y este año está en la misma lógica”, indicó.

Así también lo considera Cecilia Pinto, quien realizó su internado en el Cesfam de Algarrobo durante 10 semanas en media jornada. La ex interna cuenta que debido al contexto de pandemia no pudieron realizar de la misma manera todos los procedimientos por la limitación en el uso de aerosoles, pero que “el desafío principal fue adaptarse para lograr el mejor tratamiento”.

“No creo que salga con más herramientas, pero tampoco me siento en una gran desventaja, son herramientas diferentes. Ambos tutores se preocuparon de que yo viera la mayor cantidad de casos diferentes y en mis tareas teóricas además reforzamos muchos temas. En la práctica, pude ir a Posta, Atención Domiciliaria, participé en el Programa Cero, Ges de mbarazadas y en parte del proceso de prótesis del Programa Más Sonrisas. En general, siento que el internado fue más de lo que esperaba y me siento muy conforme con lo aprendido y las experiencias adquiridas”, concluyó Cecilia.

Últimas noticias

Más noticias

Editorial Decana Irene Morales Bozo:

Compartiendo el cuidado de nuestra salud mental

“Transitamos días donde los efectos del confinamiento y el trabajo remoto resultan evidentes, provocando un mayor desgaste en los equipos de trabajo y estudio; por lo que compartimos el deber y la responsabilidad de cuidarnos, no sólo en lo referido al contagio y la exposición al SARS-CoV-2 y la enfermedad del COVID-19, sino también a los efectos de las presiones psicológicas y emocionales"

FOUCh presenta su Revista Odontológica Científica Chilena (ROCC)

Un formato adaptado a los tiempos digitales que reunirá “trabajos de investigación científica en todos los ámbitos temáticos de la Odontología, para así contribuir al desarrollo de mejores prácticas clínicas y toma de decisiones en salud, con el fin último de promover el bienestar de la población”, informó Dr. Cristian Bersezio.

Compartir:
http://uchile.cl/o175297
Copiar