Simposio de vacunas en FOUCh: La pandemia recién comienza

Con una completa exposición de perspectivas científicas y clínicas, se llevó a cabo en el Simposio Vacunas para la prevención de COVID-19, organizado por el Comité Científico Odontológico para la Prevención de COVID-19 de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile (FOUCh), y que permitió a la audiencia aproximarse al conocimiento actualizado y a las reflexiones de los expertos Dr. Alejandro Escobar Álvarez, Inmunólogo y académico del Instituto de Investigación en Ciencias Odontológicas (ICOD); Dr. Ricardo Soto Rifo, Virólogo y académico de la Facultad de Medicina; Dra. Jeannette Dabanch, Infectóloga y académica del Hospital Clínico Universidad de Chile, y Dr. Flavio Salazar Onfray, Vicerrector de Investigación y Desarrollo de la Universidad de Chile.

El evento fue transmitido y seguido por numerosa audiencia,  a través del canal de youtube de la Facultad de Odontología.

Un escenario incierto

El panel invitado fue consultado si, ante un escenario hipotético, donde se exprese un virus de mayor índice de transmisibilidad o más letal, que nos haga regresar al día cero de la pandemia, ¿sería necesario actualizar todas la vacunas vigentes?.

El Dr. RicardoSoto Rifo fue categórico, “he leído en varios grupos científicos que dicen la pandemia está recién empezando, con la aparición de nuevas variantes, la pandemia parte ahora y, en adelante, tenemos que ver qué pasa. Se habla mucho de los informes de los lunes y los jueves, que el 30 de junio Chile alcanza la inmunidad de rebaño y eso no es así, o sea, la inmunidad de rebaño -como explicó el Dr. Alejandro Escobar-, requiere que un porcentaje amplio de la población esté inmune, no que esté vacunada. Nosotros no tenemos certeza de cuál es el porcentaje de personas inmunes que tenemos, entonces, el escenario no es positivo en este momento, ni ahora ni para el futuro porque estamos en un laboratorio natural en donde recién estamos entendiendo muchas cosas; por lo tanto y de momento, el tiempo lo dirá”.

Del mismo modo, la Dra. Jeannette Dabanch sostuvo que “podemos tener una pandemia dentro de una pandemia, y lo que estamos viviendo hoy día los clínicos es un estrés sanitario enorme, no habíamos tenido el número de pacientes que hoy día están en espera de una cama crítica. Siempre hablamos de camas críticas, la cama crítica un paciente la ocupa 8 o 10 semanas, es decir, cuando se nos acaba una cama crítica es tremendo y, además, el paciente tiene un riesgo alto de fallecer”. 

Si bien, añadió la profesional del Hospital Clínico de la Universidad de Chile (HCUCH), “es esperanzadora la vacuna, pero necesitamos reducir, o sea tenemos que volver a la Edad Media, en que las medidas de contención son las medidas de Salud Pública básicas y no lo hemos logrado integrar, ni siquiera en el personal sanitario”. Además, recalcó la Dra. Dabanch, “las vacunas, para que lleguen a producir un efecto, tienen que ser equitativas, o sea, todo el mundo, y oportunas, no saco nada con ir vacunando de a poco”.

Memoria inmunológica

Durante su presentación, el Dr. Alejando Escobar, sostuvo que “dentro de las características más importantes de la vacunación está la memoria inmunológica, que es lo que uno busca con vacuna o  lo que uno espera, cuando tiene una infección natural. Esta memoria inmunológica depende mucho de los tiempos de incubación de los microorganismos y es muy importante que exista un tiempo de incubación de 2 a 3  días de los microorganismos, para que permita que los linfocitos B de memoria puedan producir una cantidad suficiente de anticuerpos y pasar el límite de protección”.

Otro concepto muy importante asociado a inmunidad, explicó el académico FOUCh “es la inmunidad o protección colectiva o de rebaño, inmunidad que también tiene un límite de protección, donde se espera que una vacuna proteja, además del individuo vacunado, al individuo susceptible, y por lo tanto, lo que estoy haciendo en la inmunidad de rebaño con enfermedades  infecciosa, contagiosas, en que un individuo se contagia y otro individuo se contagia es cortar, de alguna manera, la cadena de contagio, ya que el virus se va a encontrar con un gran porcentaje de la población inmune; y, por lo tanto, los individuos susceptibles van a ser indirectamente protegidos por estos individuos vacunados”.

Alerta de mutaciones del SARS-CoV-2   

Refiriéndose a las nuevas cepas variantes del coronavirus y su impacto en la respuesta inmune, el Dr. Ricardo Soto Rifo señaló que en más de un año de carrera contra el SARS-CoV-2, desde investigar el virus hasta llegar a la vacuna, se cuenta con sobre 91 mil publicaciones 2020 y más de 47 mil en el 2021.

Si bien, el 10 enero se liberó secuencia del virus y una farmacéutica inició ensayos fase 1, con la idea de la generación de anticuerpos neutralizantes para dar protección a la población mundial, en noviembre 2020 aparecen nuevas cepas. “Lo que busca una vacuna es generar anticuerpos que impidan que esta proteína spike (S) reconocer a su receptor y evitar que el virus entre, ingresando al organismo. Las diversas vacunas que tienen ensayos avanzados, como las que han tenido ensayos en Chile y están aprobados. Usan como base la secuencia de spike o el virus inactivado, de la variante de Wuhan”, subrayó el Dr. Soto Rifo.

El SARS-CoV-2  tiene una tasa de mutación de 1 a 2 por mes, sostuvo el virólogo, y “a diferencia del virus influenza o del VIH, en el SARS-CoV-2, la enzima cuando se encarga de encarga de copiar el genoma del virus, cuando este infecta una célula, tiene la capacidad de corregir errores, pero esta capacidad no es al 100 %, por lo tanto, cada vez que se multiplica el genoma del virus dentro de la célula, se van a cometer errores, y estos errores o mutaciones se van a ir acumulando, generando nuevas variantes, que es un término relacionado a la Salud Pública, o linaje, que es un término relacionado a la filogenia”.

La urgencia de reducir los contagios

Entregando una visión general de la plataforma de vacunas existente y detallando las utilizadas en la estrategia de vacunación en nuestro país, la Dra. Jeannette Dabanch se manifestó más crítica y pesimista en el actual escenario en Chile y el mundo, “porque todos los datos de mis antecesores –panelistas-, los llevare a qué pasa con nuestros pacientes hoy día. Urgencia y número de pacientes en espera de cama crítica”.

Aseguró que “las tres vacunas contra COVID, que tienen registro de emergencia, han considerado los tres aspectos intransables para su decisión de aprobación: son todas vacunas seguras; todas tienen estudios fase 1 o 2, que demuestra la respuesta a anticuerpos, es decir son vacunas inmunogénicas; y algunas de ellas tenemos estudios ya publicados y revisados por pares, sobre eficacia”. En Chile, continuó la Dra. Dabanch, “las vacunas se introdujeron en forma voluntaria, es decir no es una vacuna obligatoria, -recordemos que el Programa Nacional de Inmunizaciones es un Programa que considera la obligatoriedad para la población objetiva-, hay definición de una población a vacunar objetiva y esta es una vacuna que se ha incorporado de forma gratuita”.

De este modo, el objetivo de esta estrategia, es vacunar al 80 % de la población en nuestro país, para alcanzar a 15.200.840 personas vacunadas. “Pero tenemos situaciones de alta preocupación: el mundo y nuestro país mantiene un alto número de contagios, este número de contagios facilita la replicación viral y la generación de mutaciones que tengan algún impacto biológico, este impacto puede ser en transmisibilidad”.

Con ello, se evidencia que existe una evasión que impacta la inmunidad natural y la inmunidad inducida por vacunas. Por ello, afirmó la experta del HCUCH, “hay que apuntar a la reducción de infectados y que los reportes diarios no sólo de Chile, sino en el mundo, nos den cuenta de cada vez menos casos afectados, lo que nos va a permitir tener menos variantes, menos evasión del sistema inmune -re-infecciones- y lograr que las vacunas hagan su tarea”

Generar vacunas en Chile

Como Vicerrector de Investigación y Desarrollo (VID) de la Universidad de Chile, el Dr. Flavio Salazar, abordó la capacidad que existe en Chile de desarrollar vacunas ante las nuevas pandemias, aludiendo al comportamiento social y la capacidad que tienen los países de poder responder a este tipo de amenaza. “El hecho es que esta pandemia nos ha mostrado, en su más cruda realidad, tanto las bondades como las deficiencias que tienen los sistemas que hoy día estamos viviendo a nivel mundial, por una parte, la capacidad de compartir información, a nivel rápido e intensivo, la capacidad de generar innovaciones tecnológicas muy rápido, pero también un impacto totalmente desigual a nivel global. Por ejemplo, la Vacunación no está disponible para todos”, declaró la autoridad universitaria.

A más de un año de pandemia global, dijo el Dr. Salazar, “hemos tenido que acomodar nuestra realidad y tratar de abordarlo de forma integral, logrando experiencia para mitigar efectos de la pandemia”. En ese contexto, recalcó la autoridad universitaria, “se reflotó una idea de la Universidad de Chile sobre la posibilidad de generar capacidades propias para poder establecer infraestructura, capital humano y desarrollos, que permitan poder responder a las pandemias en el futuro, a través de la generación de un Centro de vacunas o productos biofarmacéuticos”.

A través de ello, insertar a Chile en la realidad global y recuperar capacidades propias que tuvo nuestra Casa de Estudios para “generar estudios clínicos en nuestro país en asociación con empresas trasnacionales, en países desarrollados”, manifestó el Dr. Salazar.

Hubo una época, recordó el Vicerrector, “en que Chile tenía la capacidad para responder en algunos programas que se necesitaban para garantizar la salud de la población. 8 vacunas fueron producidas durante muchos años, muchas décadas incluso, hasta el 2005 en que el Instituto de Salud Pública (IPS) cerró su capacidad de producción de vacunas, porque se requería un salto tecnológico que, en ese momento se decidió no hacer, dado que existían ventajas comparativas en países desarrollados y que pudiesen proveer vacunas en forma comercial. Y esa es la situación que hoy día nos encontramos, que en Chile no se produce ningún tipo de vacuna”.

Detectada es “debilidad manifiesta de dependencia absoluta de las capacidades internacionales para poder responder a una pandemia, adquiere más fuerza esta idea de generar capacidades propias en una idea de integración público-privada”, propuso el Dr. Flavio Salazar durante el Simposio Vacunas para la prevención de COVID-19 en la Facultad de Odontología.

Últimas noticias

Más noticias

Editorial Decana Irene Morales Bozo:

Compartiendo el cuidado de nuestra salud mental

“Transitamos días donde los efectos del confinamiento y el trabajo remoto resultan evidentes, provocando un mayor desgaste en los equipos de trabajo y estudio; por lo que compartimos el deber y la responsabilidad de cuidarnos, no sólo en lo referido al contagio y la exposición al SARS-CoV-2 y la enfermedad del COVID-19, sino también a los efectos de las presiones psicológicas y emocionales"

FOUCh presenta su Revista Odontológica Científica Chilena (ROCC)

Un formato adaptado a los tiempos digitales que reunirá “trabajos de investigación científica en todos los ámbitos temáticos de la Odontología, para así contribuir al desarrollo de mejores prácticas clínicas y toma de decisiones en salud, con el fin último de promover el bienestar de la población”, informó Dr. Cristian Bersezio.

Compartir:
http://uchile.cl/o174620
Copiar